jueves, 27 de octubre de 2011

EL MILAGRO TIENE COLOR MORADO


Alfombras, globos, banderines, flores e incienso son parte del paisaje de la procesión del Señor de los Milagros. La fe se viste de morado. Niños, adultos y ancianos, se congregan para tributar homenaje al Cristo de Pachacamilla a quien le atribuyen múltiples milagros, depositando en él sus sueños, proyectos, esperanza y planes de vida.
Las calles de Campodónico en Chiclayo amanecen de color morado para recibir a su santo patrón.Previo al recorrido procesional, los fieles disfrutan de la misa oficiada por el padre de la Parroquia. Los chistes de feos y esposos aburridos de años de conviviencia hacen reír a los feligreses que festejan las ocurrencias del sacerdote. En la calle Tarapaca, los vecinos son testigos de la imposición de los escudos de la Región y la Ciudad. Una joyería, un restaurante y una universidad también se suman a los homenajes.
Termina la homilía y la imposición de ofrendas, y las cuadrillas alzan sobre sus hombros la pesada anda. Los caballos de paso de la Cervecería dan el toque festivo, saludan al Señor y bailan al son de una marinera norteña. La procesión avanza lentamente mientras las instituciones le tributan homenaje. Los fieles se multiplican y los rezos también. Desde hace 52 años, los vecinos festejan al Cristo Morado, una tradición que traspasa las fronteras de nuestro país. El sol recrudece, pero los fieles siguen firmes en su fe. El paso del Señor al son de la banda de música los inspira a reflexionar, y el incienso imprime en el ambiente un olor a santidad. Los cánticos afloran en las gargantas de los vecinos que siguen con singular devoción la caminata por las empedradas calles de uno de los barrios más antiguos de Chiclayos. El anda pasa sobre las alfombras colocadas a lo largo de la ruta. La procesión se prolonga pero los fieles no desisten en su fe. El Cristo Morado pasará por cada una de las calles de Campodónico derramando sus bendiciones. Los miembros de la Hermanda reconocida oficialmente por la Autoridad Eclesiástica aguardarán hasta su retorno a la Iglesia al filo de la media noche. La fe mueve montañas. Sólo la devoción hacia el Señor de Los Milagros genera esta singular movilización en el mes de octubre, donde sí hay milagros según el testimonio viviente de sus miles de seguidores.

2 comentarios:

  1. MUY BELLA ESTA NOTA DE PRENSA MUCHAS GRACIAS POR TODA ESTA DESCRIPCIÓN SOBRE NUESTRA FERIA PATRONAL 2011 ESPERAMOS TAMBIÉN HAGAN UN REPORTAJE SOBRE NUESTRA FERIA 2012 POR QUE CADA AÑO NUESTRA FESTIVIDAD VA CRECIENDO MAS.
    MUCHAS BENDICIONES.
    ATTE.
    HERMANDAD SEÑOR DE LOS MILAGROS CAMPODONICO
    CORREO: SR.DLOSMILAGROS@HOTMAIL.COM

    ResponderEliminar
  2. GRACIAS POR SU GENTIL INVITACIÓN, EL AÑO PASADO EL GOBIERNO REGIONAL IMPUSO LA MEDALLA A LA SAGRADA IMAGEN POR ESO TUVE LA OPORTUNIDAD DE ESTAR PRESENTE. BENDICIONES TAMBIÉN PARA USTEDES.

    ResponderEliminar