lunes, 7 de noviembre de 2011

EL NUEVO DISCURSO DEL PRESIDENTE HUMALA


El presidente Ollanta Humala inauguró anoche una novedosa forma de comunicarse. Esta vez fue a través de una rueda de prensa con cuatro destacados periodistas de la televisión peruana. La entrevista trasmitida en vivo y en directo por los canales de señal abierta fue oportuna, esclarecedora y necesaria. A 100 días de Gobierno, la población deseaba conocer la ruta que seguirá el Mandatario de la Nación tras contrastar sus promesas de campaña con la camisa de fuerza que le pone la realidad en un país donde la administración pública sigue siendo lenta, burocrática y hasta corrupta. Sorprendió el nuevo mensaje del presidente Ollanta. De aquel comandante revolucionario levantado en armas en Locumba y el candidato radical que haría cambios constitucionales, ya no queda nada, aunque la procesión la lleve por dentro. Anoche vimos a un presidente conciliador, concertador, calmado y paciente. Aunque hubieron algunos vacíos en su mensaje, se notó a un Humala sereno y tranquilo. No se perturbó ni incomodó con las preguntas incisivas de Augusto Alvarez Rodrich y Eduardo Guzman, que por cierto fueron las mejores, y en algún momento pusieron en aprieros al mandatario quien tuvo que recurrir hasta sus apuntes buscando cifras que no encontró. Augusto Alvarez puso el dedo en la llaga al preguntar sobre su posición frente a su vicepresidente Omar Chehade acusado por tráfico de influencias. Fue cauto al responder sobre la situación de su ex abogado por el caso Madre Mía, señalando que lo más saludable era que "de un paso al costado". No se lo pidió sólo lo sugirió porque dicha decisión debe partir de él, enfatizó en varias oportunidades. Tuvo que reconocer que no cumplirá su promesa electoral de construir un hospital en cada provincia y que la disminución del precio del gas y los combustibles llevará mucho más tiempo. Pese a que juró por la Constitución del 79, no piensa en la reforma constitucional salvo que ésta sea necesaria, pues hay problemas urgentes que revolver. Pese a la protesta de la prensa escrita y radial por la marginación en esta conferencia de prensa, ésta nos dejó un buen sabor. Ojalá no se trate de un debut y despedida, y por el contrario implante una nueva forma de comunicarse con la población que le dió la confianza y lo eligió para que conduzca el país en los próximos 5 años.

2 comentarios:

  1. sabes, cuando uno esta fuera de la cancha le párese que el partido será fácil y que sus movimientos y jugadas son las mejores,pero cuando comienzas a jugarlas y no ser solo un observador,sino ser parte del juego te das cuenta que no era tan fácil el partido, entonces que te queda, callarte de vez en cuando y replantear tus jugadas,y sobre todo aprender a controlar tus impulsos, o simplemente salir a trotar.

    ResponderEliminar
  2. ESTAS SON LAS GRANDES DESILUSIONES QUE NOS LLEVAMOS COMO CIUDADANOS,AL COMPROBAR UNA VEZ MÁS
    QUE FALTA HONESTIDAD EN LO QUE SE DICE Y SE TIENE QUE HACER,EN LO QUE SE PRACTICA Y SE HACE,ESO PARA CUALQUIERA ES UN ENGAÑO,Y VIÉNDOLO ASÍ,COMENZAMOS MAL..."HAY QUE MORALIZAR A LOS MORALIZADORES"....

    ResponderEliminar